miércoles, 3 de noviembre de 2010

RECORDANDO A LUIS GARCIA

By Marakka 2000

A través de la historia, músicos y artistas cubanos han asimilado las mejores tradiciones de su herencia cultural y han abandonado su tierra para expresar su creatividad y talento en los Estados Unidos. Tal es el caso de Luis García, quien falleció exactamente hace cuatro años, un día 13 de septiembre del 2004. Considerado un patriarca de la canción romántica, García marcó su carrera con un peculiar talento armónico y una deslumbrante facilidad para comunicar sentimientos. Su obra reúne hitos del cancionero cubano y latinoamericano como Mi manera de ser, Canta corazón y Un sábado sin sol, y una treintena de discos, grabados en Cuba y en el exilio. Sus creaciones fueron cantadas por celebridades como Celia Cruz y Elena Burke. "Su único propósito en la vida era trabajar", recordó Meme Solis. "Aún en sus últimas horas, lo que deseaba era recuperarse para volver a cantar". Nacido en La Habana en 1936, se inició en la música a los 17 años como percusionista. A mediados de los 50 logró popularidad como cantante, pero pronto su nombre comenzaría a asociarse con el feeling, movimiento que reunió a compositores como José Antonio Méndez y César Portillo de la Luz, seguido de Meme Solis y Elena Burke. García sintió la necesidad de cantar y componer boleros, y "descargar" con el acompañamiento de pianistas como Fernando Mulens y Adolfo Guzmán. Por esa época se adueñó de la audiencia cubana con la interpretación de "No me pidas imposibles", del célebre compositor Frank Domínguez. "Se ha ido uno de los pilares del feeling", relató Domínguez. En 1959, había escalado los planos estelares de la radio y la televisión, compartiendo espacio junto a los más prominentes cantantes del país. Entre 1962 y 1965 su fama creció por el programa radial A solas contigo, una descarga de medianoche que protagonizó con la Burke y Solís. Inconforme con el régimen de Castro, decidió abandonar el país, por lo que tuvo que cumplir tres años de trabajo forzado hasta su salida rumbo a España en 1968."Prefiero lavar platos donde me sienta libre que ser una
estrella supeditada al gobierno en Cuba",
dijo el cantante en una ocasion. Pero su carrera musical no se extinguió. En 1969 llegó a Nueva York, donde trabajó en clubes nocturnos. Tres años después viajó a Perú para grabar Cerca de tí, álbum que le abrió las puertas de Miami. García se radicó en Miami en 1973, convirtiéndose desde entonces en un artífice de la bohemia nocturna. Su trabajo musical fue visto en todos los canales locales de televisión y en 1996 fundó en la calle Flagler el Rincón del Feeling, espacio que animó y administró hasta enfermarse. Por 18 años mantuvo en la emisora Radio Mambí el programa Feeling con Luis García, que se transmitía los sábados. "Luis trajo a Miami el sabor de la canción cubana de los años 50, que enriqueció con las complejidades de la música norteamericana". "Verlo cantar era ver la realización de un hombre en su arte, porque cantar fue siempre para él tan esencial como respirar". Uno de los más destacados exponentes de la música cubana, el cantante y compositor Luis García, conocido popularmente como El Rey del Feeling, falleció a los 68 años, el 13 de septiembre del 2004 en Miami, como consecuencia de una fulminante enfermedad y sus restos fueron sepultados en su Miami de exilio. En este cuarto aniversario de su fallecimiento, le decimos a Luis que su público lo sigue recordando y que su carisma, sus canciones y su alegría contagiosa, jamás será olvidada.







Archivo del blog

CONTAMOS