lunes, 1 de noviembre de 2010

AHORA EL CHANTAJE ES CON REYNA LUISA PARA QUE SALGA DE CUBA

reina-luisa-tamayo-02
Foto de archivo

Angélica Mora

Texas

Apuntes de una Periodista

Los últimos ataques contra Reyna Luisa, tienen todo el sello del Dictador encargado, quien quiere obligar al destierro a la persona que le recuerda a diario lo peor que le ha pasado en su corto reinado vitalicio, que fue el arrojo sin límites de Orlando Zapata Tamayo.
El Mártir dio su vida en su enfrentamiento pacífico de súplica por sus hermanos encarcelados. Luego de ordenar su aniquilamiento no quiere rastros de Él.

Reyna Luisa es el Símbolo de esa inmolación, que fulgura con luz propia y cuyo centelleo no se apaga. El Régimen cubano quiere obligar a esa Madre -a través de la violencia-a que salga de Cuba.
Le envía emisarios de la Iglesia -como sucedió con Rafael Ibarra y otros 12 presos políticos que se niegan a salir de la Patria- para que no dé marcha atrás en decisión de aceptar el destierro ella y su familia, compuesta por hijos y nietos que son acosados diariamente por agentes de la Seguridad del Estado, elementos de las Brigadas de Acción Rápida y gente del pueblo, comprada para ese propósito de hostigamiento.

Reyna Luisa fue liberada este domingo por la tarde, luego de permanecer varias horas detenida por la Seguridad del Estado en Banes, Holguín. Declaró que le habían restregado un trapo en la boca, impregnado en gasolina, le habían dado golpes y después de algunas horas la habían "soltado".
Sin embargo, decenas de activistas arrestados y fuertemente golpeados en este mismo operativo, permanecen desaparecidos hasta el momento de redactar este Apunte.

El Papa, Benedicto XVI, quien acaba de condenar el "feroz" ataque ocurrido contra una iglesia católica en Bagdad, debería inclinarse un poco más y mirar lo que ocurre en Cuba contra esta Madre, quien ora en un templo católico y es creyente de la misma fe.

También sus ojos de Máximo Pastor de la Iglesia Católica deberían posarse en el resto del rebaño de fieles, los presos políticos cubanos -también católicos- que todavían quedan encerrados en celdas infectas, sin nigún tipo de protección ni auxilio médico ni fecha para ser excarcelados.

¿O es que esta Madre y los 13 reos cubanos, no merecen la misma compasión que los fieles de Irak?

Archivo del blog

CONTAMOS