martes, 21 de septiembre de 2010

Pura del Prado: Aqui, No


Aqui, No

Para Rafael Guas Inclan y Norca Guzman

El dia que yo me muera
se va a morir Cuba un poco,
porque mi espiritu loco
tienen zumo de palmera,

! Llevame para alla !
Aqui, no .! Que va !

El dia que yo me muera
mi Patria andara difunta,
de luto el rio , la yunta,
funebre la guayabera.

El dia que yo me muera
la Isla andara llorando
por si misma , por el cuando
yo fui conga y cañavera.

!Llevame para alla !
Aqui, no. ! Que va !

El dia que yo me muera
vendra la espuma caliente
cantando un pregon de Oriente
para mi muerte rumbera.


El dia que yo me muera
Santiago se va en un grito
y me abre un hoyo bendito
para guardar mi quimera.

!Llevame para alla !
Aqui, no. ! Que va!

El dia que yo me muera
donde al Señor se le antoje,
mira a ver quien me recoge
y me repatria a mi acera.

No es que otra tierra sea mala,
no es falta de gratitud
es que quiero mi ataud
donde mi sol se regala.

!Llevame para alla !
Aqui,no. ! Que va!

El dia que yo me muera
se muere un cantar de Cuba
y al cielo quiero que suba
por su autoctona escalera.

El dia que yo me muera,
por piedad , por compasion,
trasladame el corazon
que mi montaña lo espera.

!Llevame para alla !
Aqui, no . ! Que va !

Que voy a andar sin descanso,
tendre una cruz vagabunda
si mi tierra no me enfunda
ni me acuesto en su remanso.

! Prometanmelo , soldados!
! Roto este muro de hierro,
no dejen en el destierro
mis huesos abandonados

!Llevenme para alla !
Aqui, no. ! Que va!.


Pura del Prado nacio en Santiago de Cuba,
Oriente un 8 de diciembre del 1931.
Curso estudios en el Colegio Belen.
La Segunda Enseñanza la curso en
la Escuela superior 2 . Tomo cursos
en el Colegio Isolina Diaz de Almen-
dares y la Academia America Perez
Acosta en Santiago de Cuba. Gradua-
da en la Escuela Normal de Magisterio.
Viajo a La Habana para obtener su
Doctorado. Este lo recibio en el 1956.


Curso periodismo en la Escuela de Perio-
dismo Manuel Sterling. Colaboro en las
publicaciones " Bohemia" "Carteles"
" La Quincena" " Gente de la Semana".


Dirigio la revista estudiantil " Hossanna.
Galardonada con la " Flor de Oro" del
Club de Leones de Santiago de Cuba.
Primer premio por su ensayo sobre
Gertrudis Gomez de Avellaneda. Con-
vocado este por el Colegio de Maestros
de Santiago de Cuba.

Casada con Jorge Pedraza Murciano.
Dos hijos
Raul de Jesus
Rene Alberto

Publicaciones

De Codos en el Arcoiris
Los sabados de Juan
Canto a Jose Marti
El Rio de Sed
Canto a Santiago de Cuba


¿POR QUE SE VAN?

Nos miran los aeropuertos, escudriñan,
detrás de los visados nos registran el alma.
Y a la misma pregunta incansable,
cada cual con su gesto y su palabra,
explica, narra, intenta
hacerse comprender.
Nadie deja por gusto sus raíces
echándolas al hombro y caminando.

Es que somos tan bandoleros
como los terneros que piden leche.
Es que aspiramos al derecho
discrepante de la nube
que adopta la forma que le place.
Es que deseamos la libertad
del viento en el espacio.
Es que añoramos
nuestras viejas costumbres.
Es que no sé, no me hallo
con tantos batallones.
Pues mire usted, señor,
queremos un vestido.
Tenemos miedo
a que nos vigilen las sombras.
Me mataron a un hijo.
Me dejaron sin nada.
Es que nos parecemos.
Es que traemos ríos ensangrentados
y canciones de plomo.

Es que somos tan sinvergüenzas
que deseamos vivir,
el instinto, ya saben.

Yo deseaba escribir sobre los perros solitarios,
me aburrían los discursos,
no sé nada de política.
Me ví con quince años
abocado a las cuatro bocas,
y dije: Yo me voy.
Quería oír mis danzones,
la sinfonola del amor.
Ansiaba mi familia,
estaba solo.
Siempre fui como un tigre,
no sé andar en manadas.
Me llenaron las ventanas
de desfiles militares
y quise ver de nuevo
detrás de los cristales
el vuelo de los pájaros.
Es que ya, ni en mi suelo,
puedo tocar la Patria.
No tengo comentarios,
me queda allá un hermano, una sobrina,
compréndame, mi hermano.
No me sirven las boinas,
¿qué usted quiere?
Es que creo en la tierra,
y en ustedes, y en algo.
Quería ver vidrieras,
oír anuncios, olvidar tantos himnos,
comprar en el mercado.
Temí que si decía más palabras de la cuenta
me iba a ver en la cárcel.
No pude, compañero, con las colas,
la libreta estatal del alimento,
la nevera en mil pesos.
No hallaba cochecitos para el niño.
La receta del jugo de naranja
se atravesó en mi pecho.
Me quedé de repente sin amigos.
Dios estaba expulsado,
y me marché tras Él.
Ya no podía convidar a nadie
a cenar en mi casa.
Me faltaban ganchitos para el pelo,
creyón para los labios,
café para las tazas, y pañuelos
para decirle adiós a la mañana.
Quería saber dónde andaban mis hijos,
enseñarles la historia,
tenerlos en la casa.
Intentaba no más cepillarme los dientes,
darme un baño diario,
tener con qué lavar.
Me cansé de guardar latas, botellas,
y quise hacer mis cartas
sin que me las leyera la censura.
Mi hermano no me hablaba,
me enterró con mi madre,
pues no pensaba como él...
Pensé que más allá de las fronteras
existía la luz.
Yo tuve un sueño
y lo encontré manchado.
Ví crecer la pobreza
se me ahogaron, no más, las ilusiones.
Si usted me comprendiera, amigo mío,
¡Ni preguntas que hacer


Pura del Prado falleció en el Exilio y fue sepultada en Cuba


Archivo del blog

CONTAMOS