sábado, 25 de septiembre de 2010

Antonio María Romeu Marrero









Compositor, pianista y director de orquesta de baile. Jibacoa, 11 de septiembre de 1876-La Habana, 18 de enero de 1955. Comenzó estudios musicales a los ocho años de edad con el sacerdote Joaquín Martínez. A los diez años estudiaba casi de modo autodidáctico el piano. En 1888 tocó su primer baile y escribió su primera obra, una mazurka. El 22 de enero de 1899 viajó a La Habana y esa misma noche comenzó a trabajar con su piano, acompañado de güiro, en el café La Diana. Su sabrosa manera de interpretar el danzón atrajo la atención de todos. Algunos investigadores lo consideran el creador del tipo de orquesta llamada Charanga francesa, al introducir el piano en la agrupación danzonera de Leopoldo Cervantes, que antes sólo se componía como las otras de su tipo, de flauta, violín, contrabajo, timbal y güiro. Aunque otros consideran, a su vez, que este mérito correspondió a su coterráneo Arcadio Uribe, también notable pianista. En 1911, Romeu formó su propia orquesta, con la que obtuvo una gran popularidad, que se extendió por más de cincuenta años. Viajó por Estados Unidos para amenizar fiestas cubanas y grabó una gran cantidad discos para el sello Víctor. Compuso más de quinientos danzones, algunos de ellos con enorme difusión, como "Marcheta", "Alemán, prepara tu cañón", "Eva", "Siglo XX","La danza de los millones","El servicio obligatorio","Cinta azul","El mago de las teclas","Jibacoa","Ay, que me vengo cayendo","Los frescos",y de manera especial, "La flauta mágica", en colaboración con Alfredo Brito. Hizo orquestaciones para el tiempo musical y la estructura del danzón de muchas canciones, entre ellas "Guarina" de Sindo Garay; "Me da miedo quererte", de Alberto Villalón,"Mares y arenas" de Rosendo Ruiz, "Mercedes", de Manuel Corona, "Perla marina" de Sindo Garay,"Aquella boca",de Eusebio Delfín y "La cleptómana", de Manuel Luna. Igualmente llevó al tiempo de danzón algunas obras famosas de la ópera mundial, como "El barbero de Sevilla", de Rossini. La composición que más se ha universalizado entre las recreadas por el "Bizco de La Diana", como se le conocía, y estrenada en 1926, es el danzón "Tres lindas cubanas", elaborado sobre un viejo son de Guillermo Castillo, del Sexteto Habanero. La manera de enfocar el danzón de Romeu hizo nacer un estilo nuevo en la interpretación de ese género musical, y fijó la trayectoria posterior del mismo. Notable pianista, obtuvo varios premios durante su larga vida musical. Le fue concedida Medalla de Oro en la Exposición de Sevilla (1928); Medalla de Plata en la Exposición de Filadelfia; Medalla del Cincuentenario de la República de Cuba (1952) y Medalla Carlos Manuel de Céspedes. En 1950 cesó presentaciones como pianista, y se dedicó a la composición e instrumentación


El danzón fue desde sus comienzos en los años de 1870, un género instrumental. Pero en los ños veinte las bandas empezaban a incluir cantantes . La banda Romeu tuvo inicialmente a Fernando Collazo, y en los años treinta a Barbarito Díez. Desde el princio y a lo largo de su carrera Romeu empleo músicos de todos los tipos raciales como las orquestas cubanas habían hecho desde el siglo XIX.

Al morir Romeu, la orquesta fue liderada por un tiempo por su hijo, también de nombre Antonio María Romeu, así como por Barbarito Diez.

Entre sus composiciones:




Archivo del blog

CONTAMOS