martes, 9 de noviembre de 2010

Eramos pocos.......Y... ¡Parió Catana!


De todos es sabido la invasión de músicos provenientes de la Isla, comprometidos con el régimen.

Ya, no mas... nos faltaba esto:

Jerarquías católicas de Miami y Cuba estrechan lazos.

Por DANIEL SHOER ROTH
dshoer@elnuevoherald.com

Como muestra de los crecientes lazos de hermandad entre los cubanos católicos de la isla y del exilio, el obispo cubano de Santa Clara Arturo González concelebró una misa el miércoles de noche en la Ermita de la Caridad, el refugio espiritual de los cubanos exiliados, oficiada por el arzobispo de Miami Thomas Wenski.

"Cincuenta años de comunismo . . . han tenido su efecto'', dijo Wenski en una homilia ante unos 200 fieles reunidos en la ermita, añadiendo que la Iglesia, "a pesar de su difícil situación y números reducidos, ha sobrevivido''.

En una de las visitas más visibles de miembros del alto clero cubano a Estados Unidos en la última década, González encabeza una delegación de obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos de la Iglesia Católica de Cuba, que durante cuatro días se reunirán con líderes eclesiásticos de Miami y otras diócesis estadounidenses en jornadas de reflexión y oración, e intercambios de experiencias pastorales.

"Este encuentro busca un mayor entendimiento entre los cubanos en la isla y fuera de la isla'', declaró González durante una rueda de prensa previa a la eucaristía en la que fue acompañado por el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Miami, Felipe Estévez. "Es un encuentro que busca establecer más puentes y más solidaridad en nuestras vivencias''.

González indicó que recibió la encomienda de la Conferencia Episcopal de los Obispos en Cuba de presidir dos comisiones nacionales pastorales: la Comisión de la Familia y la Comisión de la Movilidad Humana. Esta última cobija una subcomisión para las relaciones con los cubanos que viven fuera de la isla.

"El objetivo es precisamente descubrir y ayudar a descubrir los vínculos que unen a los cristianos y los cubanos en cualquier parte del mundo'', precisó. Y agregó que los encuentros pastorales, aunque no se han dado a conocer públicamente, se han realizado desde 1997.

La visita se produce en momentos en que se han distendido las relaciones entre la Iglesia y el regimen comunista. La semana pasada Cuba inauguró el Seminario San Carlos y San Ambrosio donde se formarán futuros sacerdotes, la primera gran construcción religiosa que abrirá sus puertas en cinco décadas de revolución comunista. Wenski asistió al evento junto a una delegación de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. Por otra parte, el cardenal cubano Jaime Ortega ha mediado en meses recientes para lograr la liberación de decenas de prisioneros políticos.

La acción pastoral de la Iglesia con los presos, sin embargo, no es algo de ahora, enfatizó González.

"Hay momentos en los cuales la Iglesia ha tenido muchas acciones y se han desconocido. En estos momentos las acciones que la Iglesia va teniendo son paulatinas, discretas, pero también son eficaces'', agregó.

Según el obispo, ha habido una oferta del gobierno para los presos que deseen salir del país con sus familias y hay otra promesa de libertad para los presos que desean permanecer en el pais.

Para iniciar el encuentro pastoral, se seleccionó la Ermita de la Caridad como símbolo de unión entre los cubanos, y a su vez por la cercanía al año jubilar 2011-2012, en el que se celebrarán dentro y fuera de la isla los cuatro siglos del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad en los mares del norte oriental de Cuba. En 1916, el papa Benedicto XV la proclamó Patrona de Cuba.

Con motivo de la efeméride, los obispos de Cuba han extendido una invitación al papa Benedicto XVI para que visite la isla durante el año jubilar, aprovechando que el Santo Padre tiene pautada una peregrinación a República Dominicana, confirmó González.

Estévez, por su parte, informó que la Arquidiócesis de Miami estudia organizar una peregrinación a Cuba en el 2012 con motivo del 400 aniversario de la aparición de la imagen de la Virgen.

"Espero que tengamos muchas peregrinaciones involucrando a muchos muchos cubanos de fuera de la isla'', comentó Estévez, quien salió de Cuba mediante la Operación Pedro Pan. "Esto hará posible encuentros con las familias, encuentros con las ciudades de origen, encuentros con al geografía cubana [...] porque creemos que es muy importante sanar el dolor''.

"Creemos que es importante la sanción de la memoria para que realmente pueda haber un reencuentro de la nacion y un reencuentro que favorezca la union y la paz'', subrayó.

González reconoció que la Iglesia Católica en Cuba encara un gran reto después de 50 años en los que ha habido una cultura atea.

Sin embargo, los cubanos han visto que la Iglesia ha acompañado, se ha comprometido con ellos, les ha dado una palabra, acciones concretas, dijo.

"Hemos podido comprobar que el hombre cubano acoge a la Iglesia, respeta a la Iglesia y tiene a la Iglesia como un punto de referencia'', concluyó González. "Al tener la Iglesia acogida, no es ella, sino es el mismo Jesucristo que esté activo por el corazón del pueblo cubano''.

Archivo del blog

CONTAMOS