viernes, 26 de noviembre de 2010

Anoche dimos gracias.




Para los que vivimos en territorio americano es costumbre el Día de Acción de Gracias.
Para los recién llegados a este país, es algo que no acostumbramos a celebrar en nuestros países.
Para los que llevamos tiempo acá; es una costumbre que se ha arraigado en nuestras vidas.
Nos reunimos los amigos, la familia y hasta el vecino que esta solo sin tener donde celebrarlo.
A nuestra manera, damos Gracias por lo que tenemos y no tenemos...
Damos gracias por lo que no tenemos, como enfermedades, problemas familiares o económicos.
Ahí, es donde en ese recuento, algo no encaja y nos tuerce el nudo en la garganta.
Y, ¿donde encaja el no tener patria? ¿Donde colocamos ese dolor que llevamos día a día, quizás por meses o por años? Una patria sin libertad.
¿A quién agradecerle esta maldición que cargamos los cubanos?
Y, pienso en los que están allá, logrando sobrevivir....tratados como ciudadanos de tercera categoría. También pienso en los que han llenado de odio sus corazones. Los que maltratan y vejan a mujeres indefensas Los que a cambio de nada, han convertido a Cuba en un apartheid interno.
Ya -para ese momento- el pavo se nos convierte en un poco amargo y seco.
Pero ..¡no!
Vuelvo al origen de esta celebración.
Doy Gracias a Dios por vivir en libertad, por tener la oportunidad de denunciar lo que ellos no pueden.
Gracias por nuestro trabajo y tesón que alivia las penurias de los “sin libertad”. Gracias por no haber albergado esa maldita doctrina y por haber escogido que ese sistema no era para mi ni para los míos.
Gracias a este “norte brutal y revuelto” que nos da libertad, derechos, pero también deberes.
Y uno de esos deberes es , la libertad de Cuba.
YO AMO A CUBA......Cuba I love you.
Art Guillermo Gonzalez Arce

Archivo del blog

CONTAMOS