viernes, 17 de septiembre de 2010

RAMON FONST PRIMER CAMPEON OLIMPICO

El primer Campeón olímpico latinoamericano fue el cubano Ramón Fonst en espada en la Olimpiada de Paris en 1900, a los 17 años.

1883- Nace en La Habana el destacado esgrimista cubano Ramón Fonst

Ramon Fonst fue el primer campeón olímpico de Cuba y el mayor ganador de preseas de oro en la historia del deporte cubano en ese tipo de evento. Primer latinoamericano ganador de medallas en Juegos Olímpicos, diestro y sensacional en todas las armas, con cinco preseas doradas, una de plata y otra de bronce en los juegos de París 1900 y San Luís 1904.

Estuvo activo hasta los IV Juegos Centrocaribeños de Panamá 1938, cuando fue el más veterano. Zurdo, muy alto, gran alcance de brazos, fuerza y resistencia extraordinarias, vivió la infancia, la adolescencia y buena parte de la juventud en Francia, donde tuvo descollantes profesores de esgrima.

Ramón nunca se le ocurrió competir bajo la bandera francesa, aunque su formación docente-deportiva era totalmente gala. Tenía el orgullo de ser cubano, de estirpe mambisa y toda la gloria se la dio a su Patria. También practicó con acierto otras disciplinas como el denominado boxeo francés, ciclismo y tiro. Se mantuvo en activo durante unos 40 años, sobre todo en la primera de las disciplinas mencionadas.

Baste decir que siendo aún muy joven, en el breve lapso de un año, ganó 64 medallas, 44 de ellas en tiro de pistola, y el resto en torneos de espada y carreras de bicicletas.

Los Juegos Centrocaribeños de 1938 fue su última aparición en eventos oficiales, aunque el insigne esgrimista realmente nunca "colgó el sable" porque hasta avanzada edad tiraba asaltos de exhibición y con amigos en el patio de su casa. También volcó sus fuerzas a prestigiar la enseñanza de la educación física en las escuelas y motivó las competencias interplanteles docentes, en aras de crear un ambiente deportivo en el país. Sirve de juez principal en cuanto evento se realiza, participa en cuanto tope de esgrima lo invitan. Luchaba contra el anonimato, porque le temía.

A los 76 años de edad, Fonst funge como asesor del departamento de Educación Física y Deportes del Ministerio de Educación y con ese cargo muere en su ciudad natal el 10 de septiembre de 1959 tras un coma diabético.

Archivo del blog

CONTAMOS